miércoles, febrero 10, 2010

Qué Raúl M. Mir, de la editorial Styria, no engañe a nadie más.

En 2009, en declaraciones a la revista Qué leer para un artículo que yo misma escribí sobre la crisis en el sector editorial, Raúl M. Mir, editor y propietario de la editorial Styria, aseguraba que estaba capeando con éxito el temporal gracias a “una colección nueva de anécdotas que nos ha permitido alcanzar ventas sorprendentemente muy considerables. Anécdotas de enfermeras, por ejemplo, ha permanecido en la lista de los más vendidos más de 30 semanas y hemos reeditado varias veces algunos de los títulos de esta colección”.

Yo soy la autora de Anécdotas de enfermeras, que fue el primer libro de esa serie que yo misma le sugerí a Raúl M. Mir. Según la lista de Nielsen, en 2008 vendí 30.605 ejemplares, aunque mi editor me aseguró que había vendido 27.981, por lo cual me tenía que pagar 35,379.03 euros netos. Aún me debe 15.000 euros y, no quiero ni saber qué va a pasar con los más de 16.000 ejemplares vendidos en 2009.

Y no se trata de una especulación: Un buen número de los autores de la editorial ni siquiera saben cuáles son los derechos de autor que le corresponden por 2008, muchos no han cobrado ni tan sólo el anticipo que les tendría que haber dado a la entrega del libro, a pesar de que ya han terminado hasta la promoción… Y a ninguno nos coge el móvil, ni nos responde a los mails, ni hace caso a nuestros abogados o agentes… En otras palabras, nos está dando esquinazo para no pagarnos lo que nos debe.

Cada vez me llegan noticias de más escritores de Styria que están en esta lamentable situación y cada vez me confirman más profesionales editores y periodistas del sector que ésta es una práctica habitual de Raúl M. Mir desde que estaba en Planeta, motivo por el cual le han llevado a juicio al menos en una ocasión contrastada. Lo que no se entiende es cómo este señor puede seguir publicando libros en su editorial e iniciando nuevos proyectos como editor.

Los autores ya perjudicados no tendremos más posibilidades de cobrar por denunciar públicamente nuestro suplicio, pero espero que esto al menos sirva para que no perjudique a ningún iluso más. El resto, la justicia lo resolverá.

6 comentarios:

cc22 dijo...

情趣,情趣用品,巴黎,

SM道具,SM,
G點,按摩棒,
轉珠按摩棒,變頻跳蛋,
跳蛋,無線跳蛋,

飛機杯,數位按摩棒,
男用強精短軟質套,充氣娃娃,
自慰套,自慰套,
情趣娃娃,自慰器,
電動自慰器,充氣娃娃器,
角色扮演,角色扮演服,

震動環,潤滑液,
情趣禮物,情趣玩具,
威而柔,逼真按摩棒,
杜蕾斯,潤滑液,自慰器,

Jessica dijo...

Hola Elisabeth,

Estoy en la misma situación que tú, soy autora de El Catecismo de Jiménez Losantos, publicado por la editorial Styria en octubre de 2008. Tampoco me ha pagado nada todavía, ni siquiera un adelanto, y lleva más de un año y medio dándome largas y sin cogerme el teléfono.

Hace 3 meses, después de enviarle por fax la petición de que me enviara la liquidación o tomaría acciones legales, me dijo que había un error con mi dirección, y que me lo volverían a enviar. Estamos hablando de los ejemplares vendidos durante el 2008 y durante el 2009, que aun no he recibido y por tanto aún no he podido facturar. Me cuesta creer que en un año y medio no se hayan dado cuenta de que había un error en la dirección, mientras yo me ponía en contacto con ellos en innumerables ocasiones y siempre me daban largas. En cualquier caso, le creí. O, más bien, quise creerle.

Pero resulta que 3 meses después todavía no ha llegado la liquidación a la dirección supuestamente corregida, siguen sin cogerme el teléfono, el número que aparece en la web es incorrecto, en el que yo tenía de la editorial resulta que ahora responde un despacho de abogados porque ellos se mudaron en agosto del año pasado a otro sitio que tampoco consta en la web (aún figura la dirección antigua), Raul sigue sin cogerme el teléfono, tiene el buzón de voz lleno y por e-mail tampoco responde.

Así las cosas, supongo que es comprensible que mi confianza en la buena fe de las personas se termine y empiece a valorar la posibilidad de demandar para cobrar lo que me pertenece por mi trabajo. Busco información en google sobre esta persona, y ¡oh sorpresa! resulta que hay un montón de autores en esta misma situación. Así que estoy poniéndome en contacto con otros autores en mi misma situación con el fin de poder llevar a cabo alguna acción conjunta para poder cobrar.

Muchas gracias, Elisabeth, por exponer tu caso y espero que no consideres este comentario un exceso de confianza por mi parte. Puedes ponerte en contacto conmigo si lo consideras, te he enviado un e-mail a través de tu perfil en Facebook.

Un saludo ¡y suerte!

Pilar - Lechuza dijo...

Hola, llegué aquí por casualidad buscando información sobre R.Mir. Me ha propuesto escribir un libro con recetas de mi blog y ahora mismo estoy alucinando con todo este tema. Sigue sin pagar?

Elisabeth G. Iborra dijo...

A ti también te lo ha propuesto? pobre... Pues sí, sigue sin pagar, a nadie. Y se ha declarado en quiebra... para montar otra editorial. Yo le tengo puestos dos juicios, tiene orden de embargo pero no entra ni un duro en sus cuentas así que... no cobro. Ni pasa las cifras de ventas a los autores por los años anteriores, ni nada....

gcorboud dijo...

Lamento mucho esta situación que los creativos estamos pasando en la actualidad. No quiero menguar la culpa que tiene en la omisión y retención de los royaltis que debe pagar a los autores que le han permitido continuar en el mundo editorial pero él no es el único, hay muchos mas, por lo que creo que deberíamos unirnos todos para formar nuestra propia editorial que nos proteja de todos estos tiburones que se aprovechan de nuestra necesidad de publicar.
Al igual que tu, yo también he caído en la trama económica de Raúl Mir aunque he de agradecerle que en el 2007 hiciera que mi primer manuscrito viera la luz, "Lagrimas que Ahogan".
Por suerte yo si pude cobrar el anticipo y los primeros royaltis, aunque éstos fueron menos de lo que realmente se habían vendido. Del libro se habían hecho dos ediciones (7000 ejemplares según contrato y escrito por Raul Mir) aunque creo que fueron muchos mas. He cobrado menos de la mitad y puedo darme satisfecha viendo el panaroma de algunos.
Finalmente, tras muchos esfuerzos, he podido recuperar los derechos del libro pero éste aún se sigue vendiendo bajo las distribuidoras de Styria, tengo prueba de ello.
Es francamente lamentable lo que nos pasa a los autores.
Si teneis intención de hacer algo en conjunto, hacedmelo saber para poder participar en ello....
con amor, Gisèle Corboud

Lady Sandwong dijo...

Hola a todos,

Yo traduje un libro de recetas de cocina para Styria en 2010, y aún estoy esperando a que me paguen.

Trabajé para Raúl durante dos años sin problemas.

He intentado ponerme en contacto con él, pero su cuenta de Styria está desactivada, y por supuesto no me coge el teléfono.

No entiendo cómo es posible que monte otra editorial sin pagar lo que debe.

Espero que cualquiera que busque su nombre en google dé con este blog y no trabaje para él. Le tenía por una persona honesta y cumplidora. Por mi experiencia y vuestros comentarios, está claro que no lo es.

marta.mani@gmail.com