jueves, enero 05, 2012

Sin vuestro permiso, os he escrito vuestra carta para los Reyes Magos

Sí, con toda mi osadía. Porque cada vez que digo que quiero algo (no material) todo el mundo me contesta 'toma, y yo también'. Así que me siento respaldada como portavoz de vuestros deseos ante los tres del camello. Y he pensado que, como vienen de Oriente, donde están mejor que aquí seguro, voy a pedir a lo grande. Que en España siempre estamos a tiempo de venirnos a menos y de que nos lo quiten todo. Voy: 

Queridos Reyes Magos:

Aquí mis amigos y yo queremos un trabajo. Pero especifico: Un trabajo digno. 

Que se corresponda con nuestra formación, que se supone que va de acuerdo con nuestra vocación. Que la colme, que nos llene mientras lo estemos haciendo. Que nos permita irnos a casa con la satisfacción del trabajo bien hecho. Un trabajo en el que lo podamos dar todo y darlo por gusto. No estoy hablando de un empleo con contrato indefinido para toda la vida, que eso no va a volver a existir, sino de que haya curro para todos, y no sólo para becarios que lo hacen gratis por currículum.

Queremos una remuneración en consecuencia:

Sí, que nos paguen por trabajar. Que no nos lo pidan gratis sino que valoren nuestro esfuerzo y nuestra experiencia y nos ingresen los euritos que nos merecemos. No el año que viene ni al otro, no; al mes siguiente, que es cuando tenemos que pagar las hipotecas, los gastos, la comida y demás necesidades. Y algún capricho, qué leches. 

El timo del Euro comparación entre pesetas y euro 214x300 El timo del Euro comparación entre pesetas y euro

Queremos que bajen los precios:

En función de nuestro nivel adquisitivo y no el del norte de Europa, que miren, nada que ver. Queremos que los pisos, las verduras, el pescado, la carne, la gasolina, etc. bajen el desorbitado porcentaje que subieron con la entrada del euro, porque de pagar 100 pesetas por una lechuga pasamos a pagar 1 euro, o sea, 66 céntimos más, y han ido ascendiendo más entre IVA, IPC, inflaciones varias, etc.mientras nuestros salarios bajaban y bajaban... hasta desaparecer para unos 5 millones de personas y sus familias. Y no nos llega, qué le vamos a hacer. 

Queremos recuperar nuestros derechos:

No sabemos en qué momento se empezaron a perder por el camino, pero no tenemos manera de encontrarlos. Últimamente parece que alguien los ha encontrado por ahí escondidos en algún rincón de la Moncloa y los está recortando con una eficacia que ni Mariano Manostijeras. Ay, no, perdón, que era Eduardo. 

Portada de 'La Razón' y ampliación en detalle (@SimonxCastro).

Portada de 'La Razón' y ampliación en detalle (@SimonxCastro).

Queremos tener unos medios de comunicación serios e independientes:

Y por serios nos referimos a que no intenten manipularnos tan ostensiblemente, que se les ve el plumero que da pavor. Queremos que el periodismo lo hagan los periodistas, independientes y objetivos, no coaccionados por los intereses partidistas de las empresas mediáticas ni por la inversión publicitaria. Que nos cuenten todas las versiones y no sólo la que les interesa para tenernos engañados y acongojados de forma que seamos mucho más dóciles ante el poder y las decisiones gubernamentales forzadas por los mercados y los bancos. 

Queremos amor:

Esa máquina que mueve el mundo y, a falta de ella, nos tiene paralizados en muchos aspectos. Nos hace falta el amor universal para no aprovecharnos de los débiles y pobres para sentirnos más fuertes y poderosos nosotros. El amor hacia la naturaleza porque sin ella no podremos sobrevivir ni disfrutar. Nos hace falta el amor familiar porque es el apoyo que nunca nos faltará. Necesitamos el amor de la comunidad porque como individuos ya está claro que no pintamos nada. Que no nos falte el amor de los amigos porque sin ellos la vida es un vacío inconmensurable. Y necesitamos el amor de tú a tú porque en pareja uno crece y se enriquece mucho más que en la soledad de nuestros pensamientos utópicos y egoístas. 

Lo importante son los besos, de Forges

Queremos ser felices:

Y cuando digo felices me refiero a autoconscientes y autocríticos. Porque mientras no reconozcamos nuestras responsabilidades y debilidades, le achacaremos nuestros problemas a terceros y/o iremos por ahí dando palos de ciego, chocándonos contra muros y arrasando con los demás. Que bastante tienen con lo suyo. A partir de la autoconsciencia es mucho más fácil la comunicación, la empatía... y la paz mental. 

Queremos sexo:

No podía faltar. No se crean eso de que María engendró a Jesusito por obra y gracia del Espíritu Santo porque es mentira. Aquí para procrear hay que mojarse, y seguir con todo lo que conlleva. El sexo es fuente no sólo de placer sino de toda clase de hormonas que nos regulan emocional y neurológicamente. Sin dopamina, serotonina, endorfinas, etc. nos deprimimos, y deprimidos no somos capaces de apreciar todo lo demás. Una pena, y un desperdicio. Quiero decir, aunque sea, traednos unos vibradores juguetones. 

P.D. (Aquí cada uno puede añadir algún deseo personal prioritario). Yo particularmente os voy a pedir unas clases de surf y la correspondiente tabla, que estoy muy entumecida y necesito conocer gente. 

Gracias de antemano, como todos los años, por cumplir nuestros deseos, hoy por hoy, necesidades perentorias. Os esperamos ansiosos esta noche, a ver si mañana nos ha cambiado la vida.